La Biblioteca de la Sociedad Suiza de Paysandú les da la Bienvenida a su Blog

GRACIAS POR ACOMPAÑARNOS
EL BLOG DE LA BIBLIOTECA FRANCISCO PONCINI DE LA SOCIEDAD SUIZA DE PAYSANDÚ ES EL REFLEJO DE LAS ACTIVIDADES DE LOS DESCENDIENTES DE SUIZOS EN URUGUAY, ASÍ COMO DE ACTIVIDADES CULTURALES DE NUESTRO PAÍS Y DE LA MADRE PATRIA SUIZA. TRATAMOS DE DIFUNDIR LAS BELLEZAS NATURALES DE URUGUAY Y SUIZA EN ESA INTEGRACIÓN NATURAL QUE VIVIMOS LOS HIJOS, NIETOS Y BISNIETOS DE AQUELLOS EMIGRANTES SUIZOS QUE VINIERON A URUGUAY Y LA REGIÓN EN BUSCA DE PROGRESO. QUE APORTARON TANTO A LA CONSTRUCCIÓN DE LOS PAÍSES DE LA REGIÓN EN PARTICULAR DE NUESTRO QUERIDO URUGUAY. COMO ES EL CASO DEL MAESTRO DE OBRAS FRANCISCO PONCINI. A QUIEN DEBEMOS EL NOMBRE DE NUESTRA BIBLIOTECA Y BLOG.

EN SUIZA VIVIMOS EL 1 ° DE AGOSTO DEL AÑO 2016

EL BLOG CUMPLE UN SUEÑO LLEGAR A AGRA. LUGAR DEL NACIMIENTO DE FRANCISCO PONCINI. EN COLLINA D´ORO.

sábado, 13 de agosto de 2011

JOSÉ BELLONI nació el 12 de setiembre de 1882











Fuente:
http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=1052675


Fuente : Wikipedia

Biografía

Hijo de inmigrantes europeos, su familia regresó a Europa en 1890 y se radicó en Suiza donde comenzó su carrera artística en la Escuela Cantonal de Arte con el maestro Luis Vasseli, en la Escuela Profesional de dicha ciudad. Vuelto al Uruguay obtuvo por concurso una beca de escultura en el año 1899. Regresó a Europa, concurriendo a la Academia de Múnich, enviando anualmente sus trabajos a las exposiciones de esa ciudad, como asimismo a las de Roma, Ginebra, Budapest, Lugano, Lausana y Neuchâtel. Enseñó dibujo profesional en Tesino (Suiza).

Finalizada su beca regresó a Montevideo, donde fue designado por la Comisión del Círculo Fomento de Bellas Artes, para dirigir las clases de modelado y de dibujo ornamental, cargo que ocupó hasta el año 1914, cuando con motivo de la muerte del pintor Carlos María de Herrera, director del Círculo fue designado para ocupar esa vacante.

En el año 1910 concurrió a la exposición de Arte del Centenario Argentino, en el que obtuvo una medalla de plata por su obra "Angustia". En el año 1914, realizó el monumento conmemorativo a la memoria del pintor uruguayo Carlos María de Herrera, ubicado en el Paseo del Prado. Dentro de su vastísima obra cabe mencionar el monumento a "La Carreta", emplazado en el Parque José Batlle y Ordóñez, una de las más admirables obras del género escultórico, que alcanzara justa fama universal, así como "La Diligencia", ubicada en el Prado, obra de similares características a la anterior.

Es también autor de algunas figuras decorativas del Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo y de bajorrelieves que se hallan al frente de dicho edificio.

Paralelamente a su producción artística se desempeñó en la docencia, al frente de la clase de modelado y dibujo al natural y modelo vivo en la Facultad de Arquitectura. Una desbordante tarea de taller absorbió lo mejor del genio creador del artista.

Es así que entre las diversas esculturas ubicadas en diferentes lugares públicos de Montevideo se puede citar: los monumentos a Ansina, Juan Manuel Blanes, Dr. Julio Carrere, El Aguatero, El Entrevero, Dr. Luis Morquio, Nuevos Rumbos, José Enrique Rodó, Guillermo Tell y María Eugenia Vaz Ferreira.


"La Carreta"

Inaugurado el 14 de octubre de 1934, está emplazado en Montevideo, en el Parque José Batlle y Ordoñez sobre la Avenida Lorenzo Mérola. Declarado Monumento Histórico en el año 1976, recuerda el clásico medio de transporte de carga, utilizado por los hombres de campo. Fue realizado en bronce y su basamento es de granito rosado.

José Leoncio Belloni Garaycoechea es el primero de tres generaciones dedicadas al Arte de la Escultura.
De su notable obra podemos destacar: "La Carreta", "La Diligencia", "El Entrevero", "José Enrique Rodó", "Stelio y su Venado", "Coronel Leonardo Olivera", "Nuevos Rumbos" y "Fundadores de Colonia Valdense".

Su pasión artística siguió en su hijo Stelio y ahora en uno de sus nietos, José Alberto, quien también va encontrando su lenguaje en la escultura.

Stelio Belloni realizó el "Artigas Ecuestre", monumento de dimensiones colosales que se encuentra en un cerro de la Ciudad de Minas al cual se llamó el "Altar de la Patria".


El regreso de La Carreta

El nieto de José Belloni le da nueva vida a una obra maestra

Además de ser uno de los más escultores más importantes del siglo pasado, José Belloni tiene el privilegio de ser uno de los pocos que le dijo "no" a Benito Mussolini. Fue cuando el Duce, líder poco afecto a las negativas, le dijo que "La Carreta", el enorme grupo escultórico cuyo bronce Belloni fundía en Florencia, se iba a quedar en la Italia fascista. Eso no iba a ser posible pero antes de llegar a su actual destino, debió permanecer un mes en tierra florentina. Cuando se inauguró, 30.000 italianos celebraron esa instantánea de la campaña uruguaya, retratada con un realismo que aún hoy se presenta subyugante.

Hace 78 años que la estatua es parte del patrimonio estatuario de Montevideo y, desde entonces, una de las obras más arraigadas del imaginario cultural nacional. Eso no la libró del vandalismo, el robo de alguna de sus partes y el mal uso simbolizado en turistas y niños trepándose a ella como si fuera indestructible. No lo era. Y como José Belloni, nieto del escultor, lo vino diciendo durante los últimos 20 años, necesitaba una ayuda para evitar su deterioro. Después de insistir durante todo ese tiempo, Belloni por fin consiguió que la intendencia de Montevideo (por acción directa del intendente Ricardo Ehrlich) más la acción de un privado, dispusiera fondos para reparar el monumento.

El panorama era aterrador. Había unas 40 faltantes de bronce, unos bueyes caídos, el carromato estaba 10 centímetros por debajo de su altura original.

"El daño mayor es el que hizo la gente al subirse", dice Belloni, nieto. "La base se hundió, y lo que más trabajo da es recuperar la armonía del grupo". Hasta esta semana, Belloni y su equipo (integrado por su esposa, también escultora, Yanet Chango, y dos moldeadores, los hermanos Fernández) estuvieron trabajando en la propia carreta, allí en el Parque Batlle, rodeado de turistas que se entusiasman con el monumento y preguntan por el trabajo. Chango siempre tiene una historia para contarles. Han levantado la estructura y moldeado las piezas que faltan. "Hay como un mito de que el bronce es oro", dice Belloni. "Y por la cola de un buey que robaron acá, no pueden darle más de 50 pesos, y con suerte".

Ahora lo que sigue es fundir el bronce y piensan que para abril podría reinaugurarse el monumento. Para eso también hay que acondicionar el entorno, porque Belloni pensó su obra como un paisaje rural donde la fuente refleje el grupo escultórico como un espejo de agua del campo, un camino de piedras marque el sendero que sigue la carreta, y plantas autóctonas den realismo al escenario. Nada de eso fue respetado y hoy una parte de la escultura está tapada por una vegetación bastante molesta, una escalera de concreto permite subir hasta la obra y la fuente, seca, tiene dos enormes macetones de ladrillo en su interior. El que ideó esa reforma no tuvo muy en cuenta las intenciones originales del autor. El nuevo diseño recupera aquel viejo planteo de la obra aunque se le agregará una alarma perimetral (como ya tiene otra obra de su abuelo restaurada por Belloni, el monumento a Rodó ) y cuidador las 24 horas.

Belloni se autoproclamó "custodio de los monumentos" y desde hace ocho años está haciendo un relevamiento del estado de la estatuaria montevideana. Entre las en peor estado está otra de su abuelo, "La Diligencia" que en el Prado sufre de un deterioro que debería ser detenido ya. "Los monumentos de Montevideo colapsan", sentencia Belloni en medio de "La Carreta", una maravilla escultórica de la que los montevideanos no siempre hemos sido muy conscientes.

FUENTE:

http://www.elpais.com.uy/Suple/QuePasa/09/01/10/quepasa_391821.asp




FOTOGRAFÍA DEL SR. JOSÉ BELLONI (nieto) junto a su Sra.esposa la también Escultora Yanet Chango.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

AGRADECEMOS VUESTRA PARTICIPACIÓN